sábado, 2 de enero de 2016

SALMO 26 (25) un hombre justo

Un hombre justo

1 Señor, hazme justicia: vivo intachable,
y porque en ti confío, no titubeo.
2 Examíname, Señor, pruébame;
pasa por el crisol mi corazón 
y mis entrañas.
3 Ante mis ojos tengo tu bondad
y guiado por tu verdad, camino.
4 No me siento entre embusteros,
ni voy a la casa del hipócrita.
5 Detesto la compañía de murmuradores,
en corrillo de impíos nunca me siento.
6 Lavo, Señor, mis manos en pureza,
y ando al derredor de tu altar,
7 exhalando mi gratitud para contigo,
cantando tus maravillas todas.
8 Dios mío, amo tu casa,
el lugar donde está tu gloria.
9 No arrebates mi alma
con la de los malos,
no pongas mi vida entre
hombres sanguinarios
10 cuyas manos mancha el crimen,
cuya diestra se harta de cohecho.
11 Pues llevo vida pura,
líbrame y compadécete.
12 Andan mis pies por camino llano;
en las asambleas bendeciré al Señor.

martes, 15 de diciembre de 2015

SALMO 25 (24) perdón y defensa

perdón y defensa

2 Señor, Dios mío, a ti elevo mi alma,
en ti confío, no sufra desengaño,
no sea blanco de burlas de enemigos.
3 Los que en ti confían
no quedarán avergonzados;
sí, lo quedarán los enemigos y traidores.
4 Enséñame, Señor, tus caminos
dime cuáles son tus senderos.
5 Dirígeme con la verdad de tu doctrina,
instrúyeme, pues eres mi Dios salvador,
en ti tengo mi esperanza constante.
6 Acuérdate, Señor, de tus bondades,
recuerda tu misericordia sempiterna.
7 Olvida ya mis pecados
y faltas juveniles,
acuérdate de mí según tu amor,
porque eres misericordioso, Señor.
8 Señor, eres recto y bueno,
enseñas a los pecadores el camino.
9 Guía por la senda de la justicia al humilde,
enseña el camino al desdichado.
10 Todos los caminos del Señor
son gracia y lealtad
para los observantes de su
alianza y sus preceptos;
11 Señor, perdona por tu nombre mi pecado,
que es grande verdaderamente.
12¿ hay uno que tema al Señor?
A ése le muestra la senda
que debe seguir.
13 Vivirá entre bienes,
sus hijos poseerán la tierra.
14 El Señor es amigo de los que le temen,
les explica la doctrina de su alianza 
15 Tengo fijos en el Señor los ojos,
pues me saca el pie de cualquier lazo.
16 Mírame y tenme lástima,
porque soy solo y sin estima.
17 Alivia la angustia de mi corazón,
quitame la ansiedad.
18 Mira mi desdicha y penas,
perdóname todas mis culpas.
19 Mira cuánto enemigo tengo,
y aun sin razón me aborrecen.
20 Guarda mi vida, líbrame,
para no avergonzarme de recurrir a ti.
21 Mi vida sin tacha, mi rectitud,
me guarden,
porque en ti tengo, Señor, mi esperanza.
22 Dios  mío,
saga a israel de todo aprieto.

domingo, 13 de diciembre de 2015

SALMO 24 (23) Subida al Templo

Subida al Templo

1 El Señor es dueño de la tierra
y de todo lo que ella contiene;
es dueño del mundo y sus habitantes.
2 Porque la cimentó sobre los mares,
la consolidó sobre los ríos.
3¿ Quién subirá al monte del Señor?
¿ Quién habitará en su santo recinto?
4 El de manos limpias y puro corazón,
que no preste atención a vanidades,
ni sea perjuro con el prójimo.
5 Ése recibirá la bendición del Señor,
y Dios, su salvador, lo premiará.
6 Así es la gente que lo busca;
así son los que lo buscan
el rostro del Dios de jacob.
7 Alzad, puertas, vuestras hojas,
alzaos, puertas eternas,
para que pase el Rey de la gloria.
8 ¿Y quién es ese Rey de la gloria?
Es el Señor fuerte y poderoso;
es el Señor fuerte en la pelea.
9 Alzad, puertas, vuestras hojas;
alzaos, puertas eternas;
dad paso al Rey de la gloria.
10 ¿Y quién es ese Rey de la gloria?
El Señor de los ejércitos
es el Rey de la gloria.

viernes, 11 de diciembre de 2015

SALMO 23 (22) Dios es pastor

Dios es pastor

1 El Señor me apacienta, tengo todo:
2 me hace recostar sobre la verde yerba,
me lleva a descansar junto a las aguas,
3 para reparar las fuerzas de mi alma.
con su nombre me lleva
por senderos rectos.
4 Aunque camine por valle tenebroso,
ningún mal he de temer
pues vas conmigo.
Tu bastón y tu callado,
en ambos yo confío.
5 Ante mis enemigos sirves mi mesa,
unges mi cabeza con aceite,
llenas hasta desbordar mi copa.
6 Tu bondad y tu gracia estarán conmigo 
todos los días de que mi vida dure.
viviré en la casa del Señor,
todos los días de mi vida.  

miércoles, 9 de diciembre de 2015

SALMO 22 (21) Pasión y redención

Pasión y redención
2 Dios mio, Dios mio:
¿por qué me abandonaste?
Te alejas de mis ruegos,
de mis voces suplicantes.
3 Dios mio,
te grito en el día y no me oyes;
te grito en la noche y no me atiendes.
4 con todo eres, el Santo
y moras en la gloria de israel .
5 En ti esperaron nuestros padres;
en ti confiaron y los libraste;
6 a ti clamaron y se salvaron;
en ti confiaron y no les falló su confianza.
7 pero yo...no soy hombre soy gusano;
oprobio de los hombres,
basura del pueblo.
8 Cuantos me ven, de mí se burlan
con el escarnio y meneado la cabeza:
9¨puso en el Señor su confianza;
librelo, si de veras lo ama:
10 cierto que me sacaste
del seno  materno
y a los pechos de mi madre
derecho me llevaste
11 Me entregaron a ti 
desde mi nacimiento;
desde el vientre de mi madre
eres mi Dios.
12 No te alejes, porque estoy en angustia;
acércate a mí,
que no tengo quién me ayude.
13 Muchos toretes  me rodean ,
toros de basán me asedian,
14 abren contra mí el hocico
como león rugiente y desgarrante.
15 Perdí la consistencia, como el agua;
los huesos todos se ablandaron,
se me puso como cera el corazón,
y en mi pecho se derrite.
16 Mi garganta,
seca cual fragmento de olla;   
 la lengua, pegada al paladar;
me hiciste bajar hasta el polvo
de la muerte.
17 Cierto que muchos perros me rodean,
que me cerca  un pelotón de criminales.
18 Manos y piel me taladraron, 
se podrían contar todos mis huesos.
19 Me miran y viéndome me alegran,
se reparten mi ropa,
y echan albur sobre mi túnica.
20 Pero tu Señor, no te alejes;
amparo mió, ven volando a liberarme.
21 Libra mi vida  de la espada;
de la pata del perro libra mi única vida.
22 Líbrame del hocico de león,
libra al pobre de mí
de los cuernos de el búfalo.
23 Enseñaré tu nombre a mis hermanos,
en medio de la asamblea te alabaré.
24 Temerosos del Señor, alabadlo;
progenie de jacob, glorificadlo todos; 
posteridad de israel, temedlo, todos.
25 Porque no desdeñó,
ni descuidó al pobre infeliz,
no le ocultó su rostro, lo escuchó,
cuando hacia Él alzaba su clamor.
26 Serás mi honor en la gran asamblea,
mis votos cumpliré
ante quienes  te temen.
27 Hasta llenarse comerán los pobres;
celebrarán al Señor quienes lo buscan;
vivan vuestros corazones por los siglos.
28 Todos los confines de la tierra pensarán,
y hacia el Señor se volverán:
todas las tribus gentiles
ante Él se postrarán.
29 Porque del Señor es el imperio,
es emperador de los gentiles.
30 A Él solo adorarán
los grandes de la tierra;
cuantos al polvo vuelven
ante el se inclinarán.
31 Mi alma para Él ha de vivir,
le rendirán culto mis hijos,
hablaré de Él a la generación futura,
32 pregonaré su justicia a los por nacer;
les diré: Esto y esto hizo el Señor¨.

viernes, 4 de diciembre de 2015

SALMO 21 (20) Gracias, confianza

Gracias, confianza
2 Señor por tu poder se alegra el rey,
y se regocija de que lo salvaste.
3 Le concediste lo que su corazón quería:
no le negaste la súplica de sus labios.
4 Le anticipaste la bendición de tu gracia,
y lo coronaste con diadema de oro fino.
5 Vida te pedía y le diste 
largos días de siglo en siglo
para siempre.
6 Hizo tu auxilio crecer su gloria,
lo revestiste de majestad y de honor
7 pues lo hiciste símbolo 
de bendición sempiterna,
lo colmaste en tu presencia de júbilo.
8 El rey tiene en el señor su confianza:
no dará traspié con el favor del altísimo.
caiga tu mano 
sobre todos sus contrarios,
alcance tu diestra a quienes te odian.
10 Mételos como en un horno de fuego
cuando aparezca tu rostro, Señor.
Consúmelos el  Señor con su ira,
sirvan de pábulo al fuego
11 Borra del mundo su raza,
arranca de entre los hombre su estirpe.
12 Pues maquinan el mal,
urdiendo artimañas,
aunque no tengan éxito alguno.
13 Porque los harás volver la espalda
apuntandoles al rostro
con arco amenazante.
14 Levántate, Señor con tu potencia:
cantaremos himnos a tu gran poder.

jueves, 3 de diciembre de 2015

SALMO 20 (19) Oración para batallas

Oración para batallas
2 El Señor te escuche el día del apuro:
el nombre del Dios de Jacob te proteja.
3 Desde su santuario te auxilie,
y desde sion te sostenga.
4 Recuerde todas tus ofrendas,
y le agrade tu holocausto:
5 te conceda lo que tu corazón desea,
realizando tus proyectos.
6 Recibamos la alegre nueva del triunfo,
en el nombre de Dios enarbolemos 
la bandera:
conceda el Señor tus peticiones todas
7 Ya sé que el Señor hizo 
victorioso a su ungido
con la fuerza de su diestra,
pues lo escuchó en el cielo santo.
8 Unos tienen la fuerza en carros,
y otros en caballería la tienen:
nosotros, en el nombre del Señor,
nuestro Dios.
9 Por eso, desmayaron y cayeron ellos,
mientras nosotros nos 
manteníamos en pie.
10 Concede al rey la victoria:
el día que te invoquemos escúchanos.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

SALMO 19 (18) Gloria de Dios

Gloria de Dios
2 Cantan los cielos la gloria de Dios,
pregona el firmamento las obras 
de sus manos.
3 Un día se lo cuenta al otro,
una noche lo narra a la siguiente.
4 No se oyen palabras, ni discursos:
5 con todo su voz resuena 
hasta el final del orbe.
Allí puso su tienda el sol
6 que sale cúal esposo de su tálamo,
qué cúal campeón 
empieza alegre su carrera.
7 Sale de un extremo del cielo
y corre hasta llegar al otro
nada escapa a su calor.
8 La ley del Señor es perfecta:
sólido precepto, educador del ignorante.   
9 Los mandatos del Señor son rectos,
deleitan los corazones:
el mandamiento del Señor es una luz
que ilumina nuestros ojos.
10 El temor del señor es eterno
y sin mancha:
los juicios del Señor, todos justos y rectos.
11 Son más preciosos que el oro,
que mucho oro fino:
son más dulces que la miel en penca.
12 Es verdad que tu siervo lo sabe
y quiere cumplirlos.
13 pero, ¿quién no peca por descuido?
perdona lo ignorado.
14 Libra a tu siervo del orgullo:
que de ninguna manera me domine:
así estaré puro 
y libre de gravísimo delito.
15 Mis palabras y los pensamientos
del corazón 
sean agradables a ti Señor, roca 
redentor mío.

lunes, 30 de noviembre de 2015

SALMO 18 (17) Protección Divina

Protección divina
2 Señor mío y fuerza mía, yo te amo,
3 Señor, roca mia, castillo mio,
mi Dios, salvador, peñón de refugio, 
mi escudo, cuerno salvador y baluarte,
4 Invoqué al Señor merecedor de gloria,
y de mis enemigos me libre.
5 Olas de muerte me envolvían,
torrentes arrasadores me aterraban,
6 las cuerdas del sheól me rodeaban,
los lazos de la muerte me caían.
7 Pero invoque a Dios,
clamé al Señor en tal apuro
y en su templo oyó mi voz
llegando mi clamor a sus oídos.
8 La tierra se estremeció, retembló,
temblaron los cimientos
de los montes, vacilaron,
porque venía el Señor ardiendo en ira.
9 De su nariz echaba humo,
de su boca fuego devorador salía,
carbones ardientes que encendía. 
10 Inclino los cielos y bajo,
teniendo bajo sus pies negra nube.
11 Un querubín lo llevaba volaba,
las alas del viento cabalgando.
12 Un velo de tinieblas lo envolvía,
agua tenebrosa, denso nubarrones.
13 El fulgor que su rostro despedía
encendía carbones, todos fuego.
14 Tronó el Señor allá en el cielo,
lanzó un refugio el altísimo.
15 Disparó sus flechas, los dispersó,
los derrotó lanzandoles rayos numerosos.
16 Descubrió entonces el mar sus abismos, 
los cimientos del mundo 
quedaron desnudos,
por aquella represión del Señor,
por el aliento de su cólera ardiente.
17 Alargó desde arriba su mano,
me agarró
y me sacó de las aguas profundas.
18 Me arrancó de las manos
de enemigo fortísimo,
del poder de adversarios
más fuertes que yo.
19 En aciago día llegaron, me arrancaron:
pero el Señor se convirtió en guarnición.
20 Luego, me sacó a campo libre,
librándome por el amor que me tiene.
21 Me premió el Señor según mi justicia:
me pagó conforme a la pureza 
de mis manos 
22 Porque he seguido el camino del Señor
sin apartarme, pecando, de mi Dios.
23 Pues tenía siempre 
a mi vida sus preceptos,
y nunca de sus mandamientos
me desviaba.
24 He vivido inmaculado en su presencia
guardándome de cometer
cualquier culpa.
25 Por eso, me premió el Señor
según mi justicia, 
conforme a la pureza 
de mis manos a sus ojos.
26 Pues con el piadoso eres piadoso,
y con el íntegro eres íntegro:
27 eres puro con el puro
y con el astuto, precavido.
28 Eres el libertador de los plebeyos,
y humillas a los ojos altaneros.
29 Hiciste que mi lámpara brillará:
Dios mío, tú iluminas mis tinieblas.  
30 Irrumpo con tu ayuda 
en batallones enemigos:
auxiliado por mi Dios salto la muralla.
31 El camino del Señor no tiene mancha:
la palabra del Señor, en fuego acrisolada.
Él es escudo que protege
a cuantos buscan su refugio en él.
32 ¿Fuera del Señor hay otra roca?
¿Hay otro Dios además de nuestro Dios?
Es Dios quien me ciñó de fuerza.
33 quien hizo que fuera íntegra mi vida.
34 quien mis piernas hizo veloces,
cual de ciervo,
quien me hizo trepar a las alturas,
35 quien me adiestró
para el combate las manos,
y los brazos para tender arco de bronce.
36 Mé pusiste tu escudo salvador,
tu mano derecha me sostuvo,
tu cuidado me hizo grande.
37 para mis pies ensanchaste la vereda,
y mis pies no vacilaron.
38 A mis enemigos perseguía
y los alcanzaba:
y hasta acabarlos no volvía.
39 Los derribé,
no pudieron de nuevo levantarse,
y bajo mis plantas sucumbieron.
40 Me ceñiste de fuerza para la batalla,
hiciste que mis enemigos se rindan.
41 Hiciste que mis contrarios 
volvieran las espaldas,
hiciste añicos aquellos que me odiaban.
42 Alzaban el grito y nadie los salva:
clamaban al Señor y no los atendía 
43 Entonces les dispersé,
cual viento al polvo:
y los pisotee como al lodo de la calle.
44 Me libraste de las rebeldías del pueblo,
me hiciste cabeza de naciones.
45 Un pueblo desconocido me sirvió,
al primer rumor se sometió:
46 los extranjeros me adulaban:
pálidos temblando,
salían de sus castillos.
47 Viva el Señor bendita sea mi roca:
Dios, mi salvador,
sea glorificado y ensalzado.
48 El Dios que me concedió vengarme,
que sometió los pueblos a mi imperio.
49 Tú que de mis enemigos me libraste,
sobre mis contrarios me elevaste,
de aquel hombre brutal me defendiste.
50 Por eso Señor, cantaré tu gloria
en las naciones
entonaré himnos en tu nombre,
51 porque diste a tu rey grandes victorias,
tuviste misericordia de tu ungido,
de david y su raza para siempre.

sábado, 28 de noviembre de 2015

SALMO 17 (16) Premio de la virtud

Premio de la virtud
1 Escucha, Señor, mi justa causa.
atiende a mis clamore:
con tus oídos  recibe mi plegaria
que no sale de boca mentirosa.
2 Salga de tu presencia mi sentencia
miren tus ojos mi derecho.
3 Si sondeas mi corazón,
si por la noche me visitas,
si me pruebas al fuego,
no descubrirás iniquidad en mi.
4 no pecó mi corazón como
los hombres pecan:
yo sigo la senda de tu ley
y guardo tus palabras.
5 Mis pies siguieron siempre tus senderos,
sin vacilar jamás en el camino.
6 Dios mío, pues me escucharas te invoco:
atiéndeme y escucha mis palabras:
7 muestra tu admirable compasión ,
salvador para quien te pide
auxilio del contrario.
8 Cuídame como a la niña de tus ojos:
cúbreme bajo la sombra de tus alas:
defiéndeme de los brutales pecadores,
9 Furiosos me cercaban mis contrarios
confiando en su fuerte corazón,
10 Su boca prefiere arrogancias,
11 ya me acosan sus pisadas,
ya clavan en mi sus ojos,
para echarme a tierra.
12 como león abriendo el hocico 
para tragar su presa:
cual leoncillo acechando
oculto en la maleza.
13 Señor levántate,
encuentralos derribalos:
con tu espada arranca mi alma al pecador.
14 Sí arrebatala con tu mano    
de los hombres:
de los que tienen su porción en esta vida:
cuyo vientre llenas tu con tus larguezas,
que engendran prole numerosa,
que dejan la sombra de su progenie.
15 Y yo contemplaré
tu rostro en la justicia,
me hartaré de tu vista al despertar.

jueves, 26 de noviembre de 2015

SALMO 16 (15) El Señor mi herencia

El Señor mi herencia
1 Cuídame Señor, pues contigo me refugió
2 Digo al Señor. ¨Tu eres mi amor:
fuera de ti no tengo bien ninguno ¨,
3 Digo a los santos de esta tierra:
¨tengo en vosotros todo mi contento¨.
4 Se buscan dolores infinito
los que rinden culto a dioses extranjeros.
Yo no hago libación con esa sangre,
ni aun pronunció su nombre
con mis labios.
5 El Señor es la parte
y cáliz de mi herencia:
ere tú quien mi parte garantiza.
6 Me cayeron en bella tierra los cordeles:
mi heredad me gusta mucho.
7 Bendito el Señor que me dio juicio,
pues aun de noche me avisa el corazón.
8 Tengo siempre a la vista al Señor:
teniéndolo a mi derecha no vacilaré.
9 Por eso, se alegra mi corazón,
se alegra mi alma:
aun mi carne reposará segura:
10 porque no abandonarás 
al sheól mi alma 
no permitirás que tu santo 
vea la corrupción.
11 Me mostrarás la senda de la vida,
el goce inmenso 
que se siente en tu presencia 
los placeres eternos a tu diestra.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

SALMO 15 (14) huésped de Dios


Huésped de Dios
1 Señor, ¿quién puede vivir en tu morada?
¿quién podrá vivir en tu santo nombre?
2 El que lleve vida sin tacha,
el que haga lo justo, diga lo que siente.
3 El que no calumnia con su lengua,
ni hace daño a su prójimo,
ni a su vecino dice injurias,
4 El que juzga despreciable al malo,
y honorable a los temerosos del Señor.
Si juras con prejuicio propio,
siempre cumple:
5 y nunca da dinero a rédito usuario,
ni acepta soborno contra inocente.
el que así viva estará firme para siempre.

martes, 24 de noviembre de 2015

SALMO 14 (13) Corrupción

Corrupción
1 Dice para sí el insensato:
¨No hay Dios¨,
se corrompieron,
se hicieron detestables,
no hay quien obre bien.
2 Mira el Señor desde el cielo
a los hijos de los hombres 
a ver si encuentra alguno
que tenga juicio y a su Dios busque
3 Pero no: todos andan extraviados
maleados
no hay quien viva bien: ni uno solo.
4 ¿No pensaran todos esos malos
 que devoran a mi pueblo como pan?
No, no han invocado al señor.
5 Pero llegará un día 
que de miedo tiemblen,
porque Dios está con el justo.
6 Quereis deshacer 
los proyectos del humilde:
pero su protector es el Señor.
7 Venga de sion la liberación de Israel:
Cuando el Señor cambie
la suerte de su pueblo
Jacob se regocijará,
Israel se alegrará 

lunes, 23 de noviembre de 2015

SALMO 13 (12) Clamor del triste

Clamor del triste
2 Hasta cuándo Señor
¿Qué me vas a olvidar del todo?
3 ¿Hasta cuándo seguirás
ocultándome tu rostro?
¿Hasta cuándo revolveré
el dolor en mi alma,
y día tras día en el corazón la tristeza?
4 Señor, Dios mío, mírame óyeme:
alumbra mis ojos,
para no dormir en la muerte,
5 para que diga mi enemigo
lo vencí¨, 
para que mis contrarios
no se alegren de mi ruina,
6 después de esperar en tu bondad
Alégrese mi corazón por tu socorro:
entone himnos al Señor 
que le dio el triunfo.

domingo, 22 de noviembre de 2015

SALMO 12 (11) Perfidia y calumnia

Perfidia y calumnia
2 Auxilio Señor,
que los piadosos se acabaron,
desapareció de entre los hijos de Adán
la lealtad.
3 Cada uno miente a su prójimo,
le habla con boca falaz, 
con doble corazón.
4 Extermine el Señor
toda boca engañosa,
acabe con toda lengua jactanciosa.
5 Extermine a los que dicen: 
¨somos fuertes por la lengua,
son nuestras defensas los labios,
¿quién podrá ser nuestro Señor?¨
6 ¨Por la aflicción de los humildes,
por el gemir de los pobres,
me levantaré¨, dice el Señor,
salvaré a los que anhelan salvarse¨,
7 Las palabras del Señor son sinceras:
son plata acrisolada, sin escoria,
refinada siete veces.
8 Señor tu nos libras, constantemente:
nos defenderás 
de la generación presente.
9 Circulan los impíos por todas partes   
cuando al poder sube 
la basura humana.

Saludos a todos los que leen el blog de Oraciones les recuerdo que en el mismo blog pueden leer el Evangelio o escucharlo ya que también está en audio un feliz día para todos

martes, 17 de noviembre de 2015

SALMO 11(10) confianza en Dios.

confianza en Dios
1 tengo en el Señor mi abrigo:
¿porque decis a mi alma:
¨pajaro a volar a tu montaña?¨
2 mirad como tienden el arco los impíos,
como le acomodan laflecha
para traspasar al recto
de corazón a oscuras.
3 cuando se socavan los cimientos
¿qué será lo que el justo puede hacer? 
4 El Señor mora en su templo santo,
tiene su trono en el cielo
miran sus ojos observan sus pupilas
a los hijos de los hombres.
5 escudriña el Señor al justo y al injusto:
su alma detesta al amante de lo malo.
6 sobre los malos
hará llover azufre y fuego
beberán en su cáliz viento ardiente
7 pues el Señor es justo y ama la justicia:
los rectos verán su rostro.

lunes, 16 de noviembre de 2015

SALMO 10 Invocación contra soberbios

Invocación contra soberbios
1 Señor ¿por qué te quedas allá lejos
y en la angustia, te me ocultas:
2 mientras el impío se hincha de orgullo,
3 y sufre el infeliz.
4 cogido en el lazo que aquel le tendió 
5 siempre sus negocios prosperan:
lejos muy altos 
6 pues en sus adentros se dice: 
mi fortuna no cambiará
no seré infeliz de una generación a otra¨,
7 Engaño, maldición, traición,
llevan en su boca:
lleva maldad e iniquidad bajo su lengua.
8 El tal se pone acechar junto
a los pueblos:
mata en parajes sombríos al inocente:
sus ojos espían al desdichado.
9 como león escondido en su guarida,
acecha para atrapar al infeliz:
y lo hace caer en su trampa y lo agarra.
10 para espiar se acurruca, se echa:
cae el infeliz en sus garras:
11 y para si dice: Dios no le hace caso:
hasta el fin, para no ver,
mira a otro lado¨,
12 Señor Dios, levántate y alza tu brazo:
no te olvides de los infelices.
13 ¿por qué el impío a Dios desdeña
diciéndose: no me castigará¨?
14 pero tú lo viste, miras la aflicción
y la violencia 
para aplicarles el castigo con tu mano.
El desvalido a ti acude,
porque al huérfano proteges.
15 quiebras los brazos 
al pecador maligno,
castiga su maldad hasta destruirla.
16 El Señor es Rey siglo tras siglo:
de su tierra desaparecieron los gentiles.
17 oíste Señor la plegaria del humilde,
a su corazón le diste aliento:
porque le diste oído 
18 para hacer justicia al oprimido
y huérfano,
para que el hombre de tierra ya no aterre.

domingo, 15 de noviembre de 2015

SALMO 9 Dios defiende al bueno

Dios defiende al bueno
2 Señor de todo corazón te doy gracias:
hablaré de todas tus obras admirables,
3 Saltaré de alegría, de júbilo:
cantaré oh Dios Altísimo,
la gloria de tu nombre.
4 Mis enemigos se replegaron,
cedieron terreno
y al enfrentarse contigo se acabaron
5 Tú me juzgaste y sentenciaste,
sentado al tribunal, oh justo juez.
6 domaste a las naciones,
acabaste con los malos:
borraste su nombre para siempre.
7 Los enemigos se acabaron,
reducidos a ruinas sempiternas:
has destruido sus ciudades,
hasta su memoria pereció.
8 Y el Señor
sigue en su trono para siempre,
levanto su tribunal para juzgar,
9 Juzgará al mundo con justicia,
y con la imparcialidad fallará
sobre los pueblos.
10 Será el Señor protector del perseguido,
oportuno refugio en el apuro.
11 Esperan en ti los que
tu nombre reconocen,
12 Cantad al Señor que mora en Sion,
pregonar entre los pueblos sus proezas:
13 que el vengador
de la sangre no descuida:
que el clamor de los pobres nunca olvida.
14 Misericordia de mí. Señor:
mira como mis enemigos me estrechan,
tu que de las puertas de la
muerte me llamaste.
15 para publicar en Sion
todas tus proezas 
y saltar de contento por tu ayuda.
16 Cayeron las naciones en el hoyo 
que cavaron
les cogió el pie la oculta 
trampa que pusieron.
17 El Señor apareció, hizo justicia,
y el pecador se enredó 
en la obra de sus manos.
18 bajen los malos a la mansión 
de los muertos:
todas las naciones que a Dios olvidaron.
19 No caerá el infeliz
en olvido sempiterno
jamás se frustrará la esperanza
de los tristes.
20 Levántate Señor, no triunfe el hombre:
sean juzgados
en tu presencia los pueblos.
21 Infúndeles, Señor, el pánico:
recuerden los gentiles 
que so hombres como todos.

9-10 originalmente los salmos 9-10 formaban
uno solo, juntos juntos siguen una forma alfabética
y además la traducción griega del A T,, llamada septiaginta
y la latina o vulgata los unifica.

sábado, 14 de noviembre de 2015

SALMO 8 Grandeza de Dios: dignidad del hombre

Grandeza de Dios: 
dignidad del Hombre

2 Señor. Señor nuestro,
¡qué grande es tu nombre
en todo el mundo,
pues sobrepasa los cielos tu grandeza.
3 sacas tu alabanza de boca
de niños y chiquitos,
para confusión de tus contrarios:
eres baluarte que detiene a 
enemigo y vengador,
4 cuando miro los cielos,
obra de tus manos 
la luna y las estrellas que colgaste.
5 ¿Que viene a ser el hombre,
para que lo recuerdes?
¿que vale el hijo de adán,
para que en él te ocupes?
6 Sin embargo poco menos 
que un Dios lo hiciste:
de gloria y honra coronaste su cabeza.
7 Lo hiciste rey 
de obras de tus manos,
pusiste bajo sus pies todas las cosas:
8 Todo ganado ovejuno,
y aun todos los animales cerreros:
9 Las aves del cielo, los peces del mar,
todo animal que recorre sus caminos.
10 ¡Oh Señor. Señor nuestro
qué grande es tu nombre en todo el mundo.    

viernes, 13 de noviembre de 2015

SALMO 7 Plegaria de David calumniado

Plegaria de David calumniado
2 Oh, Señor, Dios mío 
en ti busco mi refugio:
líbrame sálvame de todos
mis perseguidores.
3 No me desgarren como el león,
no me arrebaten
sin que nadie me rescate.
4 Señor. Dios mío, si eso hice,
si mancha mis manos la injusticia.
5 Si acaso pague mal a mi amigo,
cuando a mi enemigo perdonaba.
6 que me persiga y alcance mi adversario,
que pise mi cuerpo contra el suelo,
que pise mi honra sobre el fango.
7 Levántate. Señor, lleno de cólera 
álzate contra el furor de mis contrarios,
despierta ya Dios mío,
tu que tanto amas la justicia.
8 Juntense en rededor de ti los pueblos:
preside su asamblea  desde la altura.
9 El Señor, juzga a los pueblos,
sentenciame Señor, 
conforme a mi justicia,
según la inocencia de mi vida.
10 Oh acabe ya la malicia de los malos,
fortalece a los justos, 
tu que escudriñas el corazón 
y las entrañas,
oh Dios, que haces justicia.
11 En Dios tengo mi escudo protector:
de los de recto corazón
12 Dios es justo y tardo en irritarse.
Dios amenaza cada día
13 Si el hombre no enmienda,
desenvaina la espada,
prepara y tiende el arco,
14 tiene listo sus mortales dardos,
y hace tizones ardientes de sus flechas.
15 Atención el malo concibe el mal:
lleva el crimen en su senos 
y es su parto la traición.
16 Escarba hasta hacer un hoyo
y allí viene a caer, él mismo.
17 Recaen sobre su cabeza 
sus malas acciones 
y sus actos de violencia sobre el cráneo.
18 Daré al Señor las gracias,
que debo a su justicia,
entonare himnos al nombre del altísimo 

jueves, 12 de noviembre de 2015

SALMO 6 Dolor y esperanza

Dolor y esperanza

2 Señor, no me reprendas airado,
no me castigues indignado.
3 muéstrate benigno Señor. 
porque estoy débil:
cúrame, que todos
mis huesos tiemblan.
4 Aun mi alma tiembla toda:
y tú. Señor, ¿hasta cuándo? 
5 Señor, dame una mirada,
salva mi vida 
líbrame por tu constante amor.
6 Pues en la muerte nadie te recuerda
¿ quién te glorifica en la región
de los muertos?
7 Cansado estoy de gemir,
todas las noches 
inudo en llanto mi lecho,
empapo la cama con mis lágrimas.
8 languidece de llorar mi vista:
viejo prematuro
me hicieron mis contrarios.
9 Retiraos malhechores:
oyó el Señor, mis gritos y mi llanto
10 El Señor puso atención a mi plegaria.
mi oración la recibió el Señor.
11 Todos mis enemigos desconcertados,
aturdidos retroceden
confundidos de repente.   

miércoles, 11 de noviembre de 2015

SALMO 5 Oración de la mañana

Oración de la mañana
2 Señor, oye mis palabras,
escucha mi lamento
3 Haz caso de mi voz suplicante
Rey mío y Dios mío.
4 Señor, a tí elevo mi plegaria,
escucha mi voz en la mañana 
entonces te preparo el sacrificio
y me quedo esperando
5 No eres Dios acogedor de impíos:
no es el malo, huésped tuyo.
6 Ante ti no pueden estar los insensatos,
a todos ellos los detestas.
7 Haces que perezca el embustero:
aborrece el Señor al pérfido y brutal.
8 Por tu gran bondad voy a tu casa:
ante tu templo santo me prosterno,
todo lleno de temor mi ser.
9 Guíame Señor conforme a tu justicia:
porque los que me oprimen,
dirige mis pasos hacia Ti.
10 Pues no hay en su boca verdad:
es su pecho un abismo siniestro
destapado sepulcro su garganta,
aunque su lengua escurre miel.
11 Carguen Señor.
con el peso de su culpa:
sean sus maquinaciones su ruina 
Deséchalos por sus culpas numerosas
por su rebeldía contra ti.
12 En cambio gocen los que
en ti se refugian:
canten siempre de alegría 
defiendelos para que en ti se alegren,
a todos los que aman tu nombre santo.
13 Pues tú Señor,
das tu bendición al justo:
con tu amor lo cubres,
como protector escudo.   
  


martes, 10 de noviembre de 2015

SALMO 4 Dios es seguridad y felicidad

Dios es seguridad y felicidad
2 Oh Dios mi justo juez.
que cuando a ti clamo me respondes.
y de mis apuros me sacas:
compadécete de mí,
escucha mi plegaría.
3 Hombres. ¿hasta cuándo
tendreis el alma ciega,
amando la vanidad 
siguiendo la mentira?
4 Sabed que el Señor
ha hecho prodigios a su amigo:
cuando le grito, me oyes,
5 Temblad y no pequéis:
conversad, callados sobre el lecho,
con el corazón.
6 Ofreced al Señor sacrificios puros,
y tened en El vuestra confianza.
7 Dicen: ¨¿Quién nos hará ver la dicha?¨ 
Haz que el resplandor de
tu rostro nos alumbre.
8 Señor derrama en mi corazón
más alegría
que cuando trigo y vino sobreabundan.
9 Señor, me acuesto tranquilo 
y me duermo:
tu solo haces que yo viva seguro.

lunes, 9 de noviembre de 2015

SALMO 3 Invocación en el peligro

Invocación en el peligro

2 Señor,
¡Qué numerosos son mis enemigos,
¡cuántos son los que contra mí se levantan,
3 Muchos dicen de mi alma:
¨No la salvará su Dios¨.
4 Mas tú, Señor, cúal escudo protector,
me cubres:
eres mi gloria, sostienes alta mi cabeza,
5 clamó al Señor con todas mis fuerzas:
Él de su monte santo, me responde.
6 Y yo me acuesto,
me duermo y despierto
porque  es el Señor quien de mi cuida.
7 No me asustan esos miles de hombres
que de todos lados me rodean.
8 Levántate, Señor, salváme, Dios mío.
Tú das de bofetadas a mis enemigos:
le quiebras al impío los dientes.
9 El Señor es el que salva:
decíenda tu bendición sobre tu pueblo. 

Comentario es conveniente que se haga oración todos los días a cualquier hora en la casa rumbo al trabajo durante el trabajo no importa la hora o lugar la intención de orar es la importante además esta oración da fortaleza y confianza muy útil cuando las cosas no andan bien
Saludos agradezco a todos los países donde leen este blog y cada día son más google analytics permite ver donde se ve esté blog y tener un registro de las veces que se vio por cada país les agradezco a todos y si falta un país es porque todavía no llegaba la actualización

Estados Unidos, México, Rusia, Alemania, Ecuador, India, Colombia, Argentina, Costa Rica y España, gracias por hacer oración con nosotros



domingo, 8 de noviembre de 2015

SALMO 2 El Mesías Invencible

SALMO 2 

EL Mesías Invencible

1¿porque las naciones se sublevan?
¿Por qué ese vano murmurar
de lo pueblos?
2 los reyes de la tierra se levantan,
los magnates forman una liga
en contra del Señor y su ungido:
3 Hagamos pedazos sus cadenas,
sacudamos su yugo de nosotros¨.
4 Mas el que reina en el cielo se ríe:
el señor se burla de ellos.
5 luego les habla irritado,
los espanta con su cólera terrible.
6¡Si.yo fui quien puso a mi rey:
si lo establecí en Sión,
mi monte santo¨ 
7 Publicare el  decreto:
El Señor me dijo:
tu eres mi hijo, hoy te engendré yo.
8 y seran tuyas las naciones,
tuyos serán los confines de la tierra.
9 con cetro de hierro las harás pedazos,
las quebrarás cual vasijas de alfarero¨
10 Por lo cual,vosotros reyes
 comprendedlo:
11 temerosos servid al Señor,
besadle los pies temblando.
12 Morireis si estalla su ira,
pues arde de repente su cólera.
Dichoso quien bajo el Señor se cubre.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Salmo 1 Los dos caminos

Los dos caminos
1 Feliz el que no se guia
por consejo de malvados
ni pone pie en mal camino
ni con burlones se sienta,
2 si no en la ley del señor se deleita
y de noche y día la medita
3 es árbol a orillas de aguas corrientes
el cual da siempre fruto a su tiempo,
y su follage jamas se marchita:
ese hombre tendrá buen éxito en todo.
4 no son así los impíos: no, no así:
son como tamo que el viento dispersa.
5 por eso, no vencerán en el juicio,
ni en la reunión de los justos, los malos.
6 Pues cuida el Señor la senda del justo,
y la del malo conduce al abismo.

viernes, 6 de noviembre de 2015

martes, 3 de noviembre de 2015

domingo, 18 de octubre de 2015

Oración de un niño

Buenas noches señor mi papá y mi mamá siempre me pidén que te rece y haga oración hincado en la cama antes de acostarme me piden que te diga que hago muchas travesuras que me porto mal que no hago la tarea y que no le ayudo a mamá con el que hacer

Quiero pedirte señor que les digas a mis papas que ya no me regañen que mi mamá ya no me pegue y que mi papá ya no llegue borracho.
El dice que solo se toma una para la sed pero la verdad es que el hecha mentiras y mentiras dicen que no me pele con mis amigas y mi papá y mi mamá se pelean todas las noches


Señor Dios Padre me han dicho que tu todo lo oyes y que tu todo lo puedes te pido que me ya no se peleen mis papás y que mi mamá ya no llore y que ya no me peguén por favor si señor anda di que si sí gracias. Amen

jueves, 15 de octubre de 2015

Dar gracias a Dios es importante

Buenos días Señor hoy quise despertar dándote gracias me he dado cuenta que me levando casi siempre lleno de preocupaciones con el pendiente de las deudas de la falta de dinero la apuración del trabajo de día a día que me es difícil darte gracias.

Siempre a la carrera con el tiempo encima y tantas otras cosas, que hasta persignarme me fue imposible.

Cuando me acuesto me siento tan cansado que he perdido el deseo de hacer Oración perdóname y te doy gracias por darme todo y has recibido tan poco

Señor te doy gracias por dejarme vivir para arrepentirme por no castigar todos mis descuidos Bendito seas, Señor por ayudarme todos los días gracias eternamente gracias Señor: Amen.

te invito a enviar tus oraciones preferidas para compartirlas con todos los lectores aquí en este blog mandala a 
m.misterioch1@gmal.com 




miércoles, 14 de octubre de 2015

Oraciones da reconocimiento e invita a sus seguidores

Oraciones da reconocimiento e invita a todos sus seguidores
Ha que escriban su oración preferida y a manden por correo para que
La publique en este su blog de oraciones para cada día al correo

m.misterioch1@gmail.com

También saludamos a nuestros seguidores en los siguientes países
Estados Unidos, México, Rusia, Argentina, Bolivia, España, Italia, y Puerto Rico
saludos para todos ustedes y la invitación a que inviten a este blog a sus amigos 
gracias por su prferencia



viernes, 30 de mayo de 2014

Visitación de la Virgen María se celebra el 31 de mayo


Luego que María Santísima oyó del ángel Gabriel que su prima Isabel también esperaba un hijo, sintióse iluminada por el Espíritu Santo y comprendió que debería ir a visitar a aquella familia y ayudarles y llevarles las gracias y bendiciones del Hijo de Dios que se había encarnado en Ella. 

San Ambrosio anota que fue María la que se adelantó a saludar a Isabel puesto que es la Virgen María la que siempre se adelanta a dar demostraciones de cariño a quienes ama. Por medio de la visita de María llevó Jesús a aquel hogar muchos favores y gracias: 

Él Espíritu Santo a Isabel, la alegría a Juan, el don de Profecía, etc, los cuales constituyen los primeros favores que nosotros conocemos que haya hecho en la tierra el Hijo de Dios encarnado. 

San Bernardo señala aquí que desde entonces María quedó constituida como un "Canal inmenso" por medio del cual la bondad de Dios envía hacia nosotros las cantidades más admirables de gracias, favores y bendiciones. Además, nuestra Madre María recibió el mensaje más importante que Dios ha enviado a la tierra: el de la Encarnación del Redentor en el mundo, y en seguida se fue a prestar servicios humildes a su prima Isabel. 

No fue como reina y señora sino como sierva humilde y fraterna, siempre dispuesta a atender a todos que la necesitan. Este fue el primero de los numerosos viajes de María a ayudar a los demás. 

Hasta el final de la vida en el mundo, Ella estará siempre viajando para prestar auxilios a quienes lo estén necesitando. También fue la primera marcha misionera de María, ya que ella fue a llevar a Jesús a que bendijera a otros, obra de amor que sigue realizando a cada día y cada hora. 

Finalmente, Jesús empleó a su Madre para santificar a Juan Bautista y ahora ella sigue siendo el medio por el cual Jesús nos santifica a cada uno de nosotros que somos también hijos de su Santa Madre. Visita nuestro especial de la Visitación de la Virgen María

Oración La Magnicat (Lc 1,46-55
Proclama mi alma la grandeza del señor,se alegra mi espíritu
en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava  
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el todo Poderoso ha hecho obras grandes por mi; su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación 

El hace proezas con su brazo; dispersa a los soberbios de corazón derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los ha los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos

Auxilia a Israel su siervo acordándose de la misericordia como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.
Gloria al Padre. Amen. 
Comentario; queremos hacer llegar está página a el mayor numero de personas te pedimos nos ayudes a promoverla enviando un enlace a tus contactos tus comentarios son gran utilidad puedes hacerlo aquí en la página de antemano te damos las gracias
www.laoraciónunmisterio.blogspot.com




t



martes, 27 de mayo de 2014

Oración a San Agustín de Canterbury; (Evangelizador de Italia) se celebra el 26 y 27 de mayo


San Agustín de Canterbury tu que fuiste pilar de evangelización Conocedor de la necesidad humana de acercarnos al creador Se nuestro abogado ante la necesidad de conocimiento de Dios

Ayúdanos a encontrar camino seguro en la búsqueda de Dios Guíanos y alcánzanos la gracia de ser fieles ante tantas distracciones; 
Se nuestro guía a las enseñanzas divinas de Jesús nuestro señor y salvador para que permanezcamos pegados a Él y a través de el Lleguemos al Padre 

Tú que te esforzaste tanto pide para que los que No conocemos a Jesús lo encontremos en nuestro diario caminar ayúdanos a no separarnos de un camino de conversión constante gracias 
Por ser nuestro guía fiel. Amen

La Historia en la encontraras en el enlace al principio de la página
te invito hacer tus comentarios gracias por hacerlo
buscamos propagar la oración en todo mundo te invito a compartir esté enlace a través de las redes sociales 
www.laoracionunmisterio.blogspot.com

lunes, 26 de mayo de 2014

Una oración con más de 500 años a San Francisco de Paula


Una oración con más de 500 años 
ORACION QUE SAN FRANCISCO DE PAULA REZÓ EN EL
LECHO DE MUERTE - 2 ABRIL 1507 

Señor mío Jesucristo, Buen Pastor de nuestras almas, conserva a los justos, convierte a los pecadores, ten misericordia de los fieles difuntos y sé propicio conmigo, que soy un miserable pecador. Amén 



ORACIÓN PARA EL V CENTENARIO DE LA MUERTE DE SAN FRANCISCO DE PAULA

Dios, padre nuestro, Celebrando el V Centenario de la muerte de San Francisco de Paula , te damos gracias por haberlo dado a la Iglesia como maestro y guía, protector e intercesor. A lo largo de estos años han sido muchos los que creyendo en él y amándolo, te han encontrado y sentido cercano. Haz que también nosotros podamos sentir la eficacia de su protección. Concédenos acoger su invitación a ponerte siempre en el primer puesto. Que recorriendo el camino de la conversión y reconciliación, como él nos ha enseñado, podamos abrir nuestro corazón a las necesidades de los hermanos. Y que caminando todos juntos en humildad, ascesis, caridad y servicio, virtudes fulgentes de su santidad, podamos empeñarnos en construir un mundo nuevo, fundado sobre la justicia y la verdad y gozar un día de la dicha eterna. Amén.
la historia en el enlace al principio de está página